Los detalles son una carga

Son detalles meramente corroborativos, con la

simple intención de darle verosimilitud artística

a un relato que de otra manera sería aburrido y poco

convincente…

-Poo-Bah, Mikado de Gilbert y Sullivan 1

La falacia de la conjunción ocurre cuando los humanos consideran que la probabilidad P(A,B) es mayor que la probabilidad P(B). Una contradicción, ya que existe un teorema que dice que P(A,B) <= P(B). Por ejemplo, en un experimento en 1981, el 68% de los sujetos consideraron que era más probable que “Reagan dará ayuda federal a las madres solteras y recortará el apoyo a los gobiernos federales” que que “Reagan dará ayuda federal a las madres solteras.”

Seguir leyendo “Los detalles son una carga”

Anuncios
Los detalles son una carga

Disponibilidad

La heurística de disponibilidad consiste en juzgar la probabilidad de un evento como si estuviera directamente relacionada con la facilidad con la que recordamos casos concretos del evento.

Un famoso estudio de 1978 llevado a cabo por Lichtenstein, Slovic, Fischoff, Layman y Combs llamado “Predicciones sobre las frecuencias de eventos letales,” estudiaba errores en el proceso de cuantificación de la severidad de diversos riesgos, es decir, en las predicciones para decidir cual de dos peligros ocurría más a menudo.1 Los sujetos experimentales llegaron a la conclusión de que los accidentes causan aproximadamente las mismas muertes que las enfermedades y que el asesinato es una causa de muerte más frecuente que el suicidio. En realidad, las enfermedades matan a dieciséis veces más personas que los accidentes, y los suicidios son dos veces más frecuentes que los homicidios.

Seguir leyendo “Disponibilidad”

Disponibilidad

… ¿Qué es un sesgo?

Un sesgo es un determinado tipo de obstáculo a nuestra meta de obtener la verdad. (Su carácter de obstáculo viene dado por la meta que tenemos.) Sin embargo, hay muchos obstáculos que no son “sesgos”.

Si empezamos directamente preguntándonos: “¿Qué es un sesgo?” la pregunta no está en el orden correcto. Como dice el refrán, “Hay cuarenta tipos de locura pero sólo uno de sentido común.” La verdad es como el centro de la diana, un objetivo muy pequeño en el espacio de configuraciones posibles. “¿Me quiere o no me quiere?” es una pregunta binaria, pero E = mc^2 es un microscópico punto en el espacio de todas las posibles ecuaciones, como un billete de lotería ganador en el espacio de todos los billetes de lotería. El error no es una condición especial, al contrario, es acertar lo que es tan difícil a priori que requiere una explicación.

Seguir leyendo “… ¿Qué es un sesgo?”

… ¿Qué es un sesgo?

Comentario a “El por qué de la verdad y…”

Si ya habéis leído el ensayo tal vez os haya chocado que se defienda una visión pragmática de la búsqueda de la verdad y que, tal vez al contrario de lo que esperabais, no se considere que haya una obligación moral de encontrarla. (O que de haberla no es prioritaria.)

Si es así, enhorabuena. La confusión es como se siente desde dentro el tener un modelo malo de la realidad. Cuándo estás confuso sólo hay dos opciones: tu modelo es incorrecto porque no predecía lo que ha pasado o la información que te han dado es falsa. En este caso creo que muchos tendréis un modelo incorrecto (al menos en parte), a no ser que hayáis interiorizado la entrada de ayer a la perfección.

Seguir leyendo “Comentario a “El por qué de la verdad y…””

Comentario a “El por qué de la verdad y…”

El por qué de la verdad y…

Algunos de los comentarios en Overcoming Bias (N. del T.: Superando los sesgos) proponían la pregunta de por qué debemos buscar la verdad. (Afortunadamente no muchos preguntaban acerca de que es la verdad.) La motivación que nos lleva a configurar nuestros pensamientos para que sean racionales, lo que determina si la configuración es buena o mala, viene dada por la motivación que nos llevó a buscar la verdad en primer lugar.

Seguir leyendo “El por qué de la verdad y…”

El por qué de la verdad y…

Comentario sobre “Sintiéndote racional”

El ensayo de hoy trata uno de los estereotipos más comunes acerca de la racionalidad. Que las emociones son irracionales y la racionalidad implica indiferencia. Aunque creo que Yudkowsky lleva toda la razón en la defensa que hace, me gustaría aclarar y añadir algunas cosas.

La primera es que el final de este ensayo toca un tema que va a ser común a muchos otros. La racionalidad no es un fin, es una herramienta. La intención de ser más racional solo está ahí para que seamos más eficaces a la hora de conseguir alcanzar nuestras metas. Y parte de lo que sacas de ser racional es una visión mucho más clara del mundo que te deja concretar cuales son tus metas.  De ahí la importancia de aprender a preocuparse y aprender a sentir de verdad las cosas que te importan.

Seguir leyendo “Comentario sobre “Sintiéndote racional””

Comentario sobre “Sintiéndote racional”

Sintiéndote racional

Sintiendote racional

Una creencia popular acerca de la “racionalidad” es que se se opone a las emociones. Que toda nuestra tristeza y toda nuestra alegría son automáticamente ilógicas simplemente por ser emociones. Pero extrañamente no he sido capaz de encontrar ningún teorema de la probabilidad que demuestre que debería tener un corazón de hielo y mantenerme indiferente ante cualquier cosa.

Así que, ¿es la racionalidad incompatible con las emociones? No. Nuestras emociones aparecen al considerar nuestros modelos de la realidad. Si creo que mi hermano muerto ha revivido me pondré contento. Si me despierto y me doy cuenta de que ha sido  un sueño, me pondré triste. P.C. Hodgell dijo: “Todo lo que pueda ser destruido por la verdad debería serlo.” Mi felicidad mientras soñaba se oponía a la verdad. Mi tristeza al levantarme es racional, no hay verdad que la destruya.

Seguir leyendo “Sintiéndote racional”

Sintiéndote racional