El por qué de la verdad y…

Algunos de los comentarios en Overcoming Bias (N. del T.: Superando los sesgos) proponían la pregunta de por qué debemos buscar la verdad. (Afortunadamente no muchos preguntaban acerca de que es la verdad.) La motivación que nos lleva a configurar nuestros pensamientos para que sean racionales, lo que determina si la configuración es buena o mala, viene dada por la motivación que nos llevó a buscar la verdad en primer lugar.

Está escrito: “La primera virtud es la curiosidad.” La curiosidad es una razón para buscar la verdad y, aunque no sea la única, tiene una pureza admirable y especial. Si tu motivo para buscar la verdad es la curiosidad le asignaras la prioridad a las preguntas dependiendo de como esas mismas preguntas llamen la atención de tu sentido estético personal. Un desafío más complicado con mayores probabilidades de fracaso puede valer más que uno fácil, simplemente porque sería más divertido.

Como ya mencioné, la gente tiende a pensar que la racionalidad y las emociones son adversarios. Así que como la curiosidad es una emoción habrá gente que creerá que es un error considerar que la curiosidad es parte de la racionalidad. Por mi parte, yo considero que una emoción es irracional si viene dada por creencias equivocadas o por conductas epistemológicas que conduzcan a errores: “Si el hierro se acerca a tu cara, crees que está caliente y está frío, el Camino se opone a tu miedo. Si el hierro se acerca a tu cara, crees que está frío y está caliente, el Camino se opone a tu tranquilidad.” Del mismo modo llegamos a que una emoción evocada por creencias correctas o razonamientos epistemológicamente correctos es una “emoción racional”; y esto tiene la ventaja de que nos permite considerar a la tranquilidad como una emoción más y no como el estado al que aspirar por defecto.

Cuando la gente piensa que la razón y la emoción están enfrentadas, sospecho que en realidad están pensando en la diferencia entre el Sistema 1 y el Sistema 2: juicios rápidos e intuitivos  frente a juicios deliberados y lentos. Los juicios deliberados no son siempre verdad del mismo modo que los juicios intuitivos no son siempre falsos así que es muy importante distinguir esa dicotomía de la “racionalidad”.  Los dos sistemas pueden apoyar u oponerse a la meta de obtener la verdad dependiendo de como se utilicen.

Además de la pura curiosidad emocional, ¿qué otros motivos hay para desear la verdad? Bueno, tal vez quieras conseguir algún tipo de objetivo en el mundo real, como construir un avión. Entonces no te queda otra que aprender alguna verdad específica acerca de aerodinámica. O algo más mundano. Tal vez quieras un batido de chocolate y entonces tienes que saber si hay batido de chocolate en el supermercado más cercano para decidir si vas a ese o a algún otro. Si ésta es la razón por la que quieres la verdad la prioridad que asignarás a las preguntas reflejará la utilidad que esperas obtener al responderlas. Es decir, cuánto afectarían las posibles respuestas a tus decisiones y cuánto esperas encontrar una respuesta que cambie tu decisión a una diferente de la que tomarías por defecto.

Buscar la verdad meramente por su valor instrumental puede parecer impuro. ¿No deberíamos desear la verdad por si misma? Pero en realidad este tipo de investigaciones son extremadamente importantes porque nos permiten establecer un criterio externo de verificación: si tu avión se cae del cielo o si vas a la tienda y no hay batido sabes que algo ha ido mal. Recibes información acerca de que modos de razonamiento suelen funcionar consistentemente y cuales no. La curiosidad pura es algo maravilloso, pero puede no durar lo suficiente como para verificar las respuestas que produce una vez el misterio que la motivaba desaparece. La curiosidad como emoción humana lleva presente desde mucho antes de la Grecia clásica. Pero lo que puso a la humanidad firmemente en el camino de la Ciencia fue el darse cuenta de que algunos tipos de razonamiento nos permitían descubrir creencias que nos permitían manipular el mundo. Para lo que concierne a la curiosidad, contar historias de héroes y dioses alrededor del fuego satisface el deseo de conocer igual de bien y nadie se dio cuenta de que había algo mal con esos cuentos.

¿Hay más motivos para buscar la verdad además de la curiosidad y el pragmatismo? La tercera  razón que se me ocurre es la moral: Crees que buscar la verdad es algo noble, importante y que merece la pena hacer. Aunque este tipo de pensamiento también asocia un valor intrínseco a la verdad, es muy diferente de la curiosidad. Sentir curiosidad acerca de lo que hay tras la cortina no es lo mismo que creer que tienes la obligación moral de hacerlo. Si sientes una obligación serás más propenso a creer que otras personas deberían mirar tras la cortina o castigarlos si cierran los ojos para evitarlo. Por esta razón también me referiría a la razón “moral” como la creencia de que buscar la verdad pragmáticamente importante para la sociedad y por lo tanto nos incumbe a todos buscarla. Tus prioridades si actúas bajo esta motivación estarán determinadas o por tus ideales acerca de que verdades son más importantes (no más útiles o intrigantes) o acerca de cuando, bajo qué circunstancias, la obligación de buscar la verdad es más fuerte.

Tiendo a desconfiar de la moral como motivación para la racionalidad. No porque rechace un ideal moral sino porque atrae determinados problemas. Es demasiado fácil adquirir, como obligaciones morales aprendidas, tipos de razonamiento que son terribles pasos en falso en la danza del pensamiento. Consideremos por ejemplo a Spock, de Star Trek. El arquetipo ingenuo de la racionalidad. El interruptor que marca el estado emocional de Spock siempre está en la posición de “tranquilo”, incluso cuando es totalmente inapropiado. Muchas veces da demasiadas cifras significativas para probabilidades que están absolutamente mal calibradas. (Por ejemplo, “Capitán, si dirige la Enterprise directamente hacia el agujero negro nuestras probabilidades de sobrevivir son sólo 2.234%” Pero nueve de cada diez veces la Enterprise sobrevive. ¿Qué clase de loco da cuatro cifras significativas para un valor que está mal por dos ordenes de magnitud?) Y aún así esta es la imagen que mucha gente tiene del deber de ser racional. No me extraña que no lo acepten con los brazos abiertos. Convertir la racionalidad en una obligación moral es darle tantos grados de libertad como a una costumbre tribal arbitraria. La gente llegaría a la respuesta incorrecta y luego, en lugar de aprender de sus errores, protestarían diciendo que actuaron correctamente.

Parece obvio que si queremos mejorar nuestras habilidades racionales, llegar a tener capacidades más allá de las que presentaban las tribus de cazadores recolectores, necesitaremos creencias apropiadas sobre como pensar con corrección. Cuando escribimos nuevos programas mentales para nosotros mismos siempre empiezan en el Sistema 2, el sistema que hace juicios deliberados. Estos programas pasan lentamente, si pasan, mediante el entrenamiento a formar parte de la maquinaria neuronal que subyace en el Sistema 1. Así que si nos encontramos con que hay determinadas formas de pensar que queremos evitar, como por ejemplo los sesgos cognitivos, este intento de evasión acabará representada en el Sistema 2 como un mandato explícito para no pensar de esa forma. Una obligación declarada de evitar esos razonamientos.

Si queremos la verdad, podemos alcanzarla de la forma más efectiva pensando de determinadas formas en lugar de otras. Éstas formas son las técnicas de la racionalidad. Y algunas de éstas técnicas requieren superar un determinado tipo de obstáculo, los sesgos…

Anuncios
El por qué de la verdad y…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s