Los detalles son una carga

Son detalles meramente corroborativos, con la

simple intención de darle verosimilitud artística

a un relato que de otra manera sería aburrido y poco

convincente…

-Poo-Bah, Mikado de Gilbert y Sullivan 1

La falacia de la conjunción ocurre cuando los humanos consideran que la probabilidad P(A,B) es mayor que la probabilidad P(B). Una contradicción, ya que existe un teorema que dice que P(A,B) <= P(B). Por ejemplo, en un experimento en 1981, el 68% de los sujetos consideraron que era más probable que “Reagan dará ayuda federal a las madres solteras y recortará el apoyo a los gobiernos federales” que que “Reagan dará ayuda federal a las madres solteras.”

Una larga serie de experimentos muy inteligentes, que eliminó las hipótesis alternativas y llegó a lo que hoy se considera la interpretación estándar, confirmó que la falacia de la conjunción ocurre porque “sustituimos los juicios de probabilidad por juicios de representatividad.” Al añadir más detalles, podemos hacer que un resultado parezca más característico del proceso que lo genera. Puedes hacer que suene más plausible que Reagan ayudará a las madres solteras si añades a la historia el detalle de que Reagan también va a recortar las ayudas federales. Lo que nos suena extraño de una de las partes se compensa con la otra, que nos suena mucho más plausible. Hacemos la media de los detalles para sacar una sensación general sobre la plausibilidad de la historia.

Lo que quiere decir que: Añadir detalles puede hacer que un escenario PAREZCA MÁS PLAUSIBLE, incluso aunque el evento sea necesariamente MENOS PROBABLE.

Entonces, podríamos, hipotéticamente hablando, encontrar a futurólogos contándonos historias muy plausibles y llenas de detalles sobre posibles futuros, o a gente tragándose paquetes enteros de promesas y hechos sin verificar y con sólo un par de verdades fuertes para compensar. Si alguien te presenta la falacia de la conjunción al desnudo, en un problema comparativo, tal vez no falles en ese problema simplemente porque serías capaz de corregirte conscientemente. Pero ésto sería sólo como ponerle una tirita al problema, no arreglarlo en general.

En un experimento en 1982 en el que expertos pronosticadores asignaron mayor probabilidad a “Rusia invadirá a Polonia, y se romperán las relaciones entre EEUU y la URSS” que a “Se romperán las relaciones entre EEUU y la URSS,” a cada grupo sólo se le enseñó una de las posibilidades.2 ¿Qué estrategia podrían haber usado los pronosticadores, como grupo, que hubiera eliminado la falacia de conjunción incluso cuando ninguno de ellos sabía que iba a haber una comparación? ¿Cuándo ningún individuo siquiera sabía que el experimento trataba sobre la falacia de la conjunción? ¿Cómo podrían haber hecho mejores predicciones?

Poner un parche para un caso especial no soluciona el problema general. El caso especial es el síntoma, no la enfermedad.

¿Que podrían haber hecho los sujetos para evitar la falacia, sin saber nada acerca de la comparación, o incluso sin saber que alguien iba a examinarles sobre la falacia de conjunción? Creo que la mejor forma hubiera sido darse cuenta de la palabra “y”. Deberían volverse muy cautelosos en cuanto la vieran. Incluso sin saber que los investigadores iban a examinarles en particular sobre la falacia de conjunción. Deberían darse cuenta de que hay una conjunción de dos detalles totalmente diferentes, y estar sorprendidos de que alguien tenga la osadía de pedirles que avalen una predicción tan absurdamente complicada. Y deberían penalizar la probabilidad sustancialmente, un factor de cuatro al menos, según los detalles experimentales.

Algo que tal vez también les habría ayudado es pensar acerca de las posibles razones por las que Estados Unidos y la Unión Soviética podrían haber roto sus relaciones diplomáticas. El escenario no era: “EEUU y la URSS rompen relaciones de repente y sin motivos,” sino “EEUU y la URSS rompen relaciones por algún (cualquier) motivo.”

¿Y que pasa con los sujetos que dieron mayor probabilidad a “Reagan dará ayuda federal a las madres solteras y recortará las ayudas a los gobiernos federales”? Otra vez, deberían estar sorprendidos por la palabra “y.” No solo eso, sino que deberían sumar lo absurdas que suenan las proposiciones, no hacer la media. (Para hacer bien el cálculo, podemos considerar que lo absurdo de una proposición es el logaritmo en base dos de su probabilidad.) Deberían pensar algo así, “Reagan tal vez recorte  las ayudas a los gobiernos federales (1 bit), pero parece muy raro que vaya a dar ayudas a madres solteras (4 bits). Absurdo total:  5 bits.” O también, “Reagan no va a ayudar a las madres solteras. Un sólo strike y fuera. La otra proposición sólo lo deja aún peor.”

Del mismo modo, considera un dado de seis caras con cuatro caras verdes y dos rojas. Los sujetos experimentales tenían que apostar a que las secuencias (1) RVRRR, (2)VRVRRR o (3) VRRRRR  aparecerían alguna vez en veinte tiradas de dados.3 El sesenta y cinco por ciento eligió (2) VRVRRR, que esta dominada totalmente por (1) RVRRR, ya que cualquier secuencia en la que salga (2) es una secuencia en la que sale (1). ¿Cómo podrían haberlo hecho mejor? ¿Dándose cuenta de la inclusión? Tal vez, pero eso es solo una tirita. No soluciona el verdadero problema. ¿Calculando explícitamente las probabilidades?  Eso resolvería el problema sin ninguna duda, pero no siempre puedes calcular una probabilidad exacta.

Los sujetos cogieron la heurística perdedora al pensar: “¡Ajá! ¡La secuencia 2 tiene la mayor proporción de verde a rojo!, ¡debería apostar por élla!” Para coger la heurística ganadora, los sujetos deberían pensar: “¡Ajá!, ¡la secuencia 1 es corta! ¡Debería apostar por la 1!”

Deberían sentir un impacto emocional mucho más grande por la navaja de Occam. Sentir que cada detalle añadido es una carga, incluso una sola tirada más del dado.

Hace un tiempo, estaba hablando con alguien que se había dejado llevar por las fantasías de un incauto futurólogo (de los que añaden muchos detalles que suenan bien). Estaba intentando explicarle por qué a mi no me convencían sus increíbles teorías. Así que le expliqué la falacia de conjunción, en concreto el experimento de “romper las relaciones + invadir Polonia.” Y me dijo, “Vale, pero ¿que tiene eso que ver con…?” Y yo le dije: “¿Qué es más probable, que los universos puedan replicarse por cualquier razón o que puedan replicarse usando agujeros negros creados por civilizaciones avanzadas porque los universos evolucionan para hacer que las civilizaciones hagan agujeros negros?” Y me dijo: “Oh.”

Hasta entonces no había sentido que esos detalles eran más carga. Al contrario, los estaba considerando detalles corroborativos, detalles que le dan verosimilitud a la historia. Alguien te presenta un conjunto de ideas entre las cuales está que los universos se replican. Y después te presentan con evidencia a favor de que los universos se replican. Pero la evidencia no apoya al conjunto completo, aunque se cuente como una sola historia.

Tienes que desenmarañar los detalles. Tienes que coger y examinar cada uno de ellos independientemente, y preguntarte “¿Cómo sabemos este detalle?” Alguien te expone un resumen del estallido de la guerra nanotecnológica, en la que China se niega a obedecer el acuerdo internacional de regulación, seguido de una carrera de armamentos… Espera un momento, ¿cómo sabes que será China? ¿Tienes una bola de cristal en el bolsillo o te vale con ser un futurólogo malo? ¿De dónde vienen todos estos detalles? ¿De donde viene ese detalle en concreto?

Porque está escrito:

Siempre que puedas aligerar tu carga debes hacerlo.

No hay carga tan ligera que no pueda romperte la espalda.


1. William S. Gilbert and Arthur Sullivan, The Mikado, Opera, 1885.

2. Tversky and Kahneman, “Extensional Versus Intuitive Reasoning.”

3. Amos Tversky and Daniel Kahneman, “Judgments of and by Representativeness,” in Judgment Under Uncertainty: Heuristics and Biases, ed. Daniel Kahneman, Paul Slovic, and Amos Tversky (New York: Cambridge University Press, 1982), 84–98

  

Anuncios
Los detalles son una carga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s